¿Cómo puedo controlar las emociones en tiempos de pandemia y no descarrilar cómo líder?

Cómo lideres a cargo del bienestar social, y emocional de los colaboradores, es sumamente importante en tiempos de adversidad que no fallemos en cuatro habilidades de la inteligencia emocional esenciales: Control emocional, tolerancia al estrés, independencia y resolución de problemas. 

Me voy a referir al difícil tema del control emocional, él cuál influye en la toma de decisiones. Si no podemos equilibrar la emoción de la razón la decisión puede ser afectada por la emoción, generando impulsividad o una racionalidad desmedida que puede provocar parálisis por análisis.

No hay texto alternativo para esta imagen

Todos tarde o temprano desde niños, hasta muy grandes, hemos sufrido adversidades en la vida. Sin embargo hemos aprendido patrones de comportamiento, que repetimos sin cuestionarnos si son adecuados a la realidad que estoy enfrentando en ese momento. Te has detenido a considerar: ¿cómo te comportas cuando aparece la adversidad? ¿Cuáles patrones de comportamiento se repiten? ¿Cuáles son las emociones más comunes, que aparecen en momentos de adversidad?.

Nuestro cerebro primitivo en particular nuestro banco de memoria emocional (la amígdala), se activa secuestrando nuestra capacidad de razonar adecuadamente y actuar en consecuencia. En otras palabras, nuestras actuaciones y pensamientos se someten a la emoción dominante, por lo que nuestra respuesta es inadecuada, deficiente y poco inteligente.

Podemos ayudarnos con la Rueda de Plutchik: (21 de octubre de 1927 – 29 de abril de 2006) fue un profesor emérito del Colegio Seminario Pontificio Menor y profesor adjunto de la Universidad de Florida Sur.

No hay texto alternativo para esta imagen

Robert Plutchik visualizaba las emociones en capas, primarias, secundarias y terciarias, estableciendo un modelo que, al combinarlas es posible visualizar emociones complejas tales como el remordimiento, culpa o el amor.

Esto produce que la adversidad, que tenía una dimensión determinada, crezca en complejidad y requiera una respuesta que nos haga gastar más tiempo y energía. La falta de inteligencia emocional produce entonces que tratando de resolver un problema creamos otro.

¿Qué debemos cambiar?

La inteligencia emocional es la capacidad de gestionar nuestras emociones en nosotros y en los demás. Cada persona tiene una respuesta emocional diferente que aprendió desde la infancia.

Desde muy pequeño enfrentamos situaciones difíciles (algunos más que otros), que han servido como experiencias satisfactorias o de dolor, de las cuales aprendemos sin mucha guía y sabiduría. No hemos contado en la mayoría de los casos, con la educación emocional adecuada que nos permita aprender a expresar en forma constructiva las emociones, ni siquiera somos conscientes de los patrones de comportamiento, los cuales evidentemente afectan los resultados que obtenemos en nuestra calidad de vida.

Ahora en nuestra adultez debemos ser conscientes de nuestros patrones repetitivos. Ser consciente implica un proceso doloroso, porque debemos aprender a reconocer nuestras fortalezas y debilidades (nos cuesta mucho esto por es esencialmente doloroso). Esto se logra solamente, si nos hacemos responsables de nuestras emociones, sentimientos, creencias limitantes y obsesivas, pensamientos y finalmente nuestras decisiones.

Este video nos da excelentes pistas que nos ayudan a comprender cómo funciona en nuestro cerebro la emoción, la razón y cómo se relacionan.https://www.linkedin.com/embeds/publishingEmbed.html?articleId=8062171859002389299

¿Cómo podemos cambiar?

1. Realizar una evaluación de nuestra inteligencia emocional. Se sugiere realizar pruebas psicométricas con la ayuda de un profesional certificado, para que la experiencia sea retroalimentada correctamente, y se eviten puntos ciegos (los puntos ciegos son debilidades que no queremos reconocer de nosotros mismos pero igual afectan nuestros resultados).

2. Definir claramente las fortalezas y debilidades, y aumentar mi autoconocimiento

3. Establecer un plan de desarrollo utilizando la metodología de los metas inteligentes S.M.A.R.T (estos objetivos nos permiten desarrollar un plan sistemático, visualizando los obstáculos). Es recomendable que un psicólogo laboral o profesional, con una fuerte formación en lo humano le brinde el seguimiento respectivo, para evitar la resistencia al cambio que en forma natural enfrentamos.

4. Las cualidades que hay que desarrollar son las siguientes:

4.1. Percepción de sí mismo: nos ayuda a encontrar en nosotros mismos los recursos internos necesarios, para enfrentar la situación.

4.2. Expresión constructiva de emociones: nos ayuda a utilizar estos recursos internos y comunicarlos adecuadamente.

4.3. Relaciones interpersonales: Unas buenas relaciones interpersonales, nos permiten contar con un equipo de apoyo en situaciones difíciles.

4.4. Toma de decisiones: nos permite aprender a controlar el impulso de repetir patrones y practicar la resolución de problemas.

4.5. Manejo del estrés: parte de la idea de ser flexibles y tolerantes a situaciones que nos generan malestar.

4.6. Bienestar social y emocional: Si la percepción de sí mismo esta equilibrada, influencia positivamente mi capacidad para expresar en forma constructiva mis emociones, lo que permite mejorar mis relaciones interpersonales al comunicarme en forma asertiva. Las relaciones interpersonales de mutuo beneficio, nos ayudan a pensar mejor y tomar mejores decisiones, y esto influye en su capacidad de manejar el estrés. Todo esto equilibrado aumenta mi inteligencia emocional, y finalmente mi bienestar social y emocional.

Este modelo desarrollado inicialmente por Revuer Bar-On, (es un psicólogo Israeli uno de los líderes pioneros teóricos e investigadores de la inteligencia emocional), luego mejorado y adaptado por científicos de la MHS (Multihealth systems), que describo en los párrafos anteriores.

En un momento de adversidad cada una de estas habilidades debe trabajar como una orquesta sinfónica.

No hay texto alternativo para esta imagen

¿Qué podemos hacer para corregir este error?

Cultivar nuestra inteligencia emocional implica documentar en forma sistemática, lo que sentimos para crear un puente entre la emoción, la razón y la toma de mejores decisiones:

A. Describe la situación: Expresa con palabras la situación, describiendo los hechos.

B. Escribe tus creencias: Establece claramente lo primero que se te viene a la cabeza, producto de la situación que enfrentas.

C. Escribe lo que sientes o sentiste (emociones): Expresa claramente cuál o cuales emociones, son producto de la situación.

D. Cuestiona las creencias (parte A): Por medio de preguntas cuestiona las creencias, producto de la situación.

E. Responde a las preguntas parte D. Investigando y razonando responde a las preguntas realizadas en la parte de D.

No hay texto alternativo para esta imagen

Conclusiones:

Si aprendemos a utilizar las habilidades emocionales en forma coordinada, el resultado será que logremos pensar y actuar de forma más eficiente. Tomemos conciencia de que nuestros resultados negativos, deben ayudarnos a reflexionar sobre las causas raíz, las que al final nos ayuden a disolver las adversidades y evitar que se repitan.

La repetición constante de los mismos problemas, nos provoca finalmente frustraciones que nos pueden llevar a la depresión y nos alejan de la felicidad que tanto deseamos para nosotros mismos y nuestros seres queridos.