ESTRATEGIA

“Toda empresa que compita en una industria tiene una estrategia competitiva, ya sea explícita o implícita. Pudo haberla desarrollado explícitamente en un proceso de planeaciòn implícitamente en las actividades de sus departamentos funcionales. Cuando los departamentos deben arreglárselas por su cuenta, siempre recurrirán a métodos que corresponden a su especialización y a los incentivos de los jefes. Pero tomados en conjunto, estos métodos rara vez representan la mejor estrategia.”

Michael E. Porter

¿CUÁL ES EL PROBLEMA?

Aproximadamente 70 de cada 100 planes estratégicos no llegan a implementarse. La principal razón: La mayoría son hechos por consultores pero los CEOS son buenos directores pero no estrategas. La alta dirección no profundiza ni domina los aspectos esenciales de la estrategia.

¿QUÉ DEBEMOS CAMBIAR?

Los consultores deben enseñar al CEO y su equipo a desarrollar el pensamiento estratégico, para que puedan desarrollar la estrategia de la empresa que incluya:

  1. Conocer el mercado a profundidad.
  2. Conocer los gustos, preferencias y tendencias de los clientes.
  3. Aprender a identificar las oportunidades y amenazas.
  4. Analizar las fortalezas y las debilidades.
  5. Aprender a realizar planes sencillos y estratégicos.
  6. Conocer herramientas para el seguimiento de los planes.

¿CÓMO DEBEMOS CAMBIAR?

Debemos cambiar la forma en que se debe realizar el proceso estratégico de la empresa involucrando directamentente a la Alta Dirección y a su equipo desarrollando las siguientes etapas:

  1. Identificar los riesgos del mercado en que se encuentra la empresa.
  2. Definiendo las oportunidades y amenazas.
  3. Aclarando las fortalezas y debilidades de la empresa.
  4. Definiendo lo que debo cambiar en mi empresa para ser más competitiva
  5. Elaborando un plan estratégico
  6. Dando seguimiento al plan cada 3 meses para realizar ajustes o cuando sea necesario.