GESTIÓN DEL TALENTO HUMANO

El LÍDER RESONANTE sintoniza con los sentimientos de las personas los encauza en una dirección emocionalmente positiva. Al expresar sinceramente sus propios valores y sintonizar con las emociones de las personas que le rodean, ese líder logra conectar con sus interlocutores llegando incluso a transformar positivamente un estado de ánimo en un momento ciertamente complicado.

Daniel Goleman

¿CUÁL ES EL PROBLEMA?

Para poder competir al más alto nivel en los tiempos actuales, las organizaciones requieren atraer y retener el mejor talento posible del mercado. El no tener bajo condiciones controladas el talento humano produce rotación, desmotivación, y un pobre desempeño que afecta a la cadena de valor organizacional.

¿QUÉ DEBEMOS CAMBIAR?

Para atraer y retener el mejor talento es imprescindible medir el valor que ofrece la organización. La comunicación interna y externa deben estar alineadas a una misión y visión organizacional que inspire. Se deben establecer procesos para definir claramente: Selección y reclutamiento Organización de las personas Evaluación del desempeño Entrenamiento y formación Compensación y beneficios.

¿CÓMO DEBEMOS CAMBIAR?

  1. Definiendo claramente los requerimientos mínimos y deseables de los puestos.
  2. Seleccionar y reclutar personas que cumplan con esos requisitos. Utilizando herramientas modernas de medición.
  3. Organizar a las personas brindándoles responsabilidades, la autoridad y los recursos necesarios para poder desempeñar adecuadamente la  misión del puesto.
  4. Evaluando el desempeño para realizar un análisis de causas. Ejemplo: Una de las razones por las que en un equipo hay rotación es por la mala gestión del líder.
  5. Realizando procesos de entrenamiento personalizados.
  6. Compensando a las personas con un salario acorde con su aporte de valor  a la organización, tomando en cuenta que muchas personas le dan más valor al salario emocional.