LA RELACIÓN Y SU MANTENIMIENTO

Christophe André, dice: “Los beneficios de las relaciones con los demás no son solamente subjetivos, un bienestar emocional (lo cual ya es mucho). Existen numerosos estudios que se han propuesto evaluar sus consecuencias concretas. Pero el vínculo personal modifica también nuestra visión del mundo y de las dificultades que debemos afrontar.”

Hace algunos días, tuve una breve conversación con una cajera de una multinacional, quien le dijo a mi señora “Muchas gracias princesa”. Por curiosidad le pregunté si le habían dado algún entrenamiento sobre las relaciones. La agradable joven me dijo que no. Le pregunté si había tenido algún problema con esa forma de relacionarse, donde en ocasiones se agrega el “con gusto amorcito”. Me dijo que si, una vez la esposa de un señor, la increpó indicando sobre “su exceso de confianza con su marido”.

Este caso, lo vemos continuamente en las organizaciones. Las relaciones entre un gerente y sus subalternos, son realmente irrespetuosas, lo cual se refleja en las relaciones inadecuadas con los clientes. Por supuesto, las consecuencias concretas nunca se evalúan porque son “Habilidades blandas” y para eso no hay presupuesto.

Las empresas del siglo XXI, deben tener habilidades bien consolidadas en sus relaciones con todos los colaboradores (principalmente sus gerentes), con sus clientes,  proveedores y todas las personas con las que se interactúa. Deben evaluar periódicamente sus objetivos estratégicos sobre las relaciones, establecer indicadores,  convertir sus buenas relaciones en una marca de la empresa. Como el eslogan de una compañía costarricense de aviación: “Nos encanta la gente”.

Autor: MBA. Alvaro Romero IPADE BUSINESS SCHOOL, dirección de empresas, desarrollo humano, Auditor Líder en Calidad.(Experiencia calificada en más de 36 proyectos).